Tips para ser una mamá chic

Necesitas un vestuario cómodo, pero con estilo; prendas de fácil combinación y que te permitan movimiento. Estas son algunas de ellas: pantalones informales, faldas estilo maxi o tipo A, jeans en telas delgadas, un bolso grande (estilo toe) y unas gafas de sol, las de estilo aviador favorecen la mayoría de tipos de rostro y te harán ver casual y chic.Otras prendas son los vestidos sencillos, los cardigans y losblazers también te harán ver más sofisticada, úsalos y demuestra que una mamá también puede verse moderna y elegante.

Hay detalles sencillos que puedes cuidar para ser una mamá más chic. Por ejemplo, en vez de llevar a los niños al colegio con ropa deportiva, puedes vestir un  jean oscuro con una linda camisa blanca de botones, zapatillas cómodas tipo ballerinas y un bolso de tamaño medio. Este atuendo te hará ver cómoda pero sofisticada, también puedes añadirle algunos accesorios modernos para verte más glamourosa: unos zarcillos llamativos, pulseras, collares o pañuelos.

El maquillaje también es un aliado a la hora de hacerte ver más sofisticada, mi recomendación es que te maquilles con un estilo clásico (base ligera, polvos sueltos o compactos, rubor, máscara de pestañas y delineado de ojos fino).

Un bonito peinado también puede refrescar tu look, apuesta por un cabello liso o con ondas suaves, los rizadores y planchas de cabello y un buen protector de calor pueden facilitarte la tarea de tener un cabello perfecto sin necesidad de ir al salón de belleza. Las colas de caballo también son muy chic y hasta las cebollitas o bum son buenas aliadas cuando tu cabello no está tan presentable como quisieras; el cabello sucio y despeinado está prohibido para una mamá chic. Lo importante es que siempre te veas sofisticada y moderna.

Otro detalle sumamente importante es mantener tus manos y pies arregladitos, las uñas cortas y pintadas son vitales para verte chic. No necesitas usar colores y diseños llamativos, un esmalte de uñas en un tono pastel es perfecto y discreto y te lo puedes aplicar tu misma sin necesidad de hacerte una manicura o pedicura. Inclusive, si no tienes tiempo de pintártelas, puedes optar por cortarlas y limarlas al mismo nivel y aplicar un brillo para que no se vean resecas.

Si tienes en cuenta estos detalles y los incluyes en tus atuendos diarios verás como progresivamente irás mejorando tu apariencia y pasarás a ser una madre que cumple con sus responsabilidades y que además se ve bella y chic en todo momento. Recuerda que la clave está en los accesorios, no les restes importancia.

Por:

Marisol Gomez
Asesora de Estilo e Image
http://creandotuestilo.com
Facebook: https://www.facebook.com/creandotuestiloconmarisol
Twitter: http://twitter.com/marisol_gomez